• Psicología para adultos

Cómo te puedo ayudar

Mi objetivo es poder ayudar a personas que sientan cualquier tipo de malestar en uno o varios aspectos de su vida, que limitan su felicidad.

Si tienes dudas o estás interesado llama al

Al hacer click en el botón aceptas la política de privacidad

Atrévete a ser valiente hoy y confía en que cuando extiendas tus alas, volarás.

(María Demuth)

 

Haz una consulta

¿Cuándo acudir a un psicólog@?

Cuando algo nos genera malestar y no logramos resolverlo. Ya sea un problema con uno mismo, con la pareja, con los amigos, con la familia o en el trabajo. Para mí es clave preguntarse a uno mismo: ¿estás todo lo bien que podrías estar? ¿tienes herramientas para solucionarlo? ¿Conoces la raíz del conflicto? Si las respuestas son no, es hora de pedir ayuda.

Por ejemplo, algunos conflictos comunes en consulta, son:

  • No estoy bien como soy
  • Me siento triste la mayor parte del tiempo
  • No me siento bien, pero no se qué me pasa
  • No encuentro sentido a la vida
  • Nada me llena
  • Me cuesta mucho disfrutar
  • Mi deseo sexual ha disminuido mucho
  • Tengo problemas físicos que no tienen explicación médica
  • Tengo problemas con mis amistades
  • Me enfado con mucha facilidad

Preguntas frecuentes

Asusta porque ir al psicólogo es poder aceptar y reconocer que hay algo que no va bien y que no podemos solucionarlo nosotros mismos. Y generalmente tendemos a no querer indagar en lo negativo, en lo que duele porque pensamos que vamos a sufrir más. Y en parte es cierto, hablar de cosas que nos han dañado no es agradable, pero es absolutamente necesario para dejar de sufrir.

Acudir al psicólogo es un acto de valentía. Muchas veces presuponemos que lo contrario a la valentía es la cobardía, pero también lo es la conformidad (Robert Anthony). No permitas que el miedo te paralice y no te conformes con seguir sintiendo ese malestar.

La duración de una terapia depende de muchos factores. Principalmente depende del tipo y gravedad del problema. Pero también influyen: los factores protectores del paciente y los factores de riesgo, sus recursos, el apoyo social y familiar del que dispone, la implicación del paciente con la terapia, y la continuidad de la misma.

Al inicio de una terapia es preferible acudir semanalmente y progresivamente las sesiones se irán espaciando a medida que se van manifestando las mejorías.

La Psicología es un ciencia contrastada que funciona con todo tipo de problemas y patologías. Cabe destacar que dentro de la misma hay muchos enfoques diferentes y, según el paciente, funcionan mejor unas que otras. Esto depende de la formación del psicólogo.

Es importante que entiendas que ir a terapia no significa recibir consejos y que el psicólogo te diga lo que tiene que hacer. El proceso terapéutico consta y se basa en dar herramientas al paciente para que solucione el conflicto que presenta por el mismo.

 

Aspectos que hacen que la terapia no funcione: como ya he comentado, que el enfoque no sea el adecuado, que haya resistencia al cambio, que el paciente no se implique, que quiera cambiar sin esfuerzo, que el entorno no ayude a la mejora del paciente, que el paciente no confíe en las prescripciones del psicólogo, que no haya una motivación real de cambio.

 

Es muy importante también la relación que se establece con el profesional. Hay que sentirse a gusto y en confianza.

Llamando al 689 228 300 o enviando un correo a psicologa@aidahuertas.com.

 

Podemos realizar terapias online o presenciales según la disponibilidad del paciente.