• Psicología para adultos

Terapia individual

  • Home
  • Terapia individual

Terapias

Contacto

Te llamo


Trastornos del sueño

Los trastornos del sueño pueden convertirse en una pesadilla eterna si no tomas acciones concretas para eliminarlos de tu vida. Aprende cómo dormir mejor con la ayuda de un especialista.

Un bostezo en la oficina. Despertar a las 5 de la madrugada para ir al lavabo. Tener una pesadilla recurrente. Es muy probable que hayas vivido estas tres experiencias más de una vez.

Claro, es normal tener ciertos contratiempos o distracciones tanto en tus horas de sueño como en el resto del día. Sin embargo, cuando este tipo de situaciones son constantes y entorpecen tu descanso, posiblemente te estás enfrentando a un trastorno del sueño. A continuación te explico todo lo que necesitas saber sobre ellos.

Comencemos por lo más básico: ¿qué son exactamente los trastornos del sueño? Éstos consisten en condiciones que generan cambios en el modo en que duermes. Así de simple.

Además, nos referimos a ellos en plural ya que existen muchos tipos de trastornos del sueño, aunque su característica común es que impactan negativamente en la calidad del sueño y en la salud general.

Trastornos del sueño: tipos

En total, existen más de 80 trastornos del sueño diferentes. La mayoría de ellos pueden ser divididos en categorías, según el comportamiento que generan o las causas por las que se producen. No obstante, a continuación mencionaré algunos de los más comunes:

  • Insomnio. Se trata del trastorno del sueño más común y consiste básicamente en no poder conciliar el sueño por la noche.
  • Narcolepsia. Consiste en un trastorno a nivel neurológico que afecta el control del sueño y del desvelo. Es usual que las personas narcolépticas sufran episodios inesperados de sopor durante el día.
  • Apnea del sueño. Corresponde al trastorno del sueño que genera una respiración discontinua y que, por tanto, interrumpe el sueño del afectado. Existen la apnea obstructiva del sueño, la apnea central del sueño y la apnea mixta del sueño.
  • Parasomnias. Es el conjunto de trastornos del sueño caracterizados por ocurrir durante la etapa del sueño conocida como REM. En esta categoría se encuentran las pesadillas, terrores nocturnos, sonambulismos o los despertares confusos.
  • Síndrome de las piernas inquietas. Se refiere a una sensación de cosquilleo que obliga a los afectados a mover las piernas durante la noche, cuando están tumbados o sentados. Esta molestia constante provoca que las horas de descanso nocturno sean poco agradables, tanto para el paciente como para la persona que duerme con ella.

Si tienes un trastorno del sueño que no aparece en este listado y necesitas hablar con un psicólogo que te pueda ayudar, no dudes en enviarme un mensaje para saber qué soluciones puedo entregarte.

Cómo dormir mejor: estrategias para descansar bien

Existen múltiples razones por las cuales una persona puede padecer un trastorno del sueño: estrés, ansiedad, dolor crónico, nocturia (ganas constantes de orinar por la noche), alergias y otros problemas respiratorios. Por lo tanto, las estrategias para lograr un mejor dormir pueden ser diversas, dependiendo de las causas de cada paciente y del tipo de trastorno del sueño padecido.

Sin embargo, en términos generales existen estrategias para descansar bien y mejorar la calidad de vida. Estas se pueden dividir en dos grupos:

Tratamientos con medicación

Con prescripción médica puedes acceder a diversos fármacos y tratamientos médicos para vencer tu trastorno del sueño, entre los que se encuentran las pastillas para dormir, suplementos de melatonina, dispositivos para mejorar o eliminar la apnea del sueño o placas para evitar el bruxismo, por ejemplo.

Cambios de estilo de vida

No obstante, las soluciones anteriores no tendrán todos los resultados esperados si no se complementan con un cambio en el estilo de vida. Esto significa que se deben realizar modificaciones en la rutina cotidiana. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Mejorar tu dieta. Atrévete a comer más verduras y pescados, mientras tu consumo de azúcar se reduce.
  • Haz ejercicio físico. Esto te ayudará a reducir los niveles de estrés y de ansiedad.
  • Explora la higiene del sueño. Esto significa incorporar una rutina clara a la hora de dormir, tener la temperatura ideal en tu dormitorio, evitar siestas de más de 45 minutos y evitar la ingesta de alcohol horas antes de ir a dormir, por ejemplo.

En una terapia psicológica, además, podrás conocer otras formas de enfrentar tu trastorno del sueño, cómo mejorar tus rutinas, indagar en las verdaderas causas de tu dolencia y hablar con una profesional de la salud mental que te guiará con futuras estrategias.

Contacto

Te llamamos